CRÓNICA DE UNA VISITA PARANORMAL A LA EXHACIENDA EL VALLE, EN LINARES, NL

+ El periodista, escritor e historiador Miguel Ángel Contreras Salazar realizó un ejercicio periodístico no tan común: acompañó a equipos de radio y televisión durante un reportaje en el Municipio de Linares, Pueblo Mágico de leyendas, muchas de éstas sobre brujas y entidades. Este es su relato.

Linares, NL.- A invitación de nuestro amigo Mariano Adame, ayer miércoles 4 de marzo, de las 23:00 horas a las 05:00 horas de hoy, acudimos a una propiedad ubicada al sur de Linares, llamada hacienda de El Valle, que en un tiempo perteneció a la Hacienda de El Fresno.


Nos enfilamos hasta este lugar en unas cinco camionetas, en una de ellas el equipo del programa MVS Radio, de la 92.5 FM, del programa Sentido Paranormal, y que en breve saldrá al aire en TV Azteca Noreste.


Luego de una travesía por las rancherías de esta zona, llegamos a la antigua hacienda de El Valle, donde en principio vimos una casa rústica construida en adobe.


Desde que arribamos al lugar, el vidente profesional, Miguel de la Cruz, dijo que veía los espíritus de decenas de personas vestidas de blanco, quienes cargaban “bultos de algo”.

Dijo que no estábamos solos, que había en el lugar muchas presencias espirituales.


Entramos y tras caminar unos 200 metros llegamos a lo que fue el casco de esta hacienda, que hasta hoy cuenta con un chacuaco de ladrillo, una rueda de una circunferencia de unos 4 metros y maquinaria para los trabajos de molienda de caña, traída de Liverpool en el Siglo XIX.


Aquí sucedió la segunda situación paranormal, pues el vidente dijo haber sentido la presencia de un merodeador, un espíritu que ronda el lugar que se puede manifestar haciendo ruidos, como sonido de pasos, yerba que se mueve y demás.


El vidente logró ubicarlo a un lado de donde se encuentra la maquinaria, y ahí se tomaron videos, fotografías y grabaciones de audio que están siendo analizadas.


De ahí nos dirigimos a la parte exterior de la hacienda, donde comenzamos a tener señal en los celulares (adentro del casco se corta la señal de internet).

Seguimos el río y en el camino se escuchaban pisadas en la maleza aledaña. Nos paramos en un claro, tras cruzar un puente de madera, y ahí formamos un círculo.


Ahí, el vidente refirió que veía espíritus de personas enojadas, molestas por algo, aseguró que por cuestiones de pugnas por tierras o por propiedades.

También captó dos espíritus más cercanos, dijo a unos cuantos pasos de donde nos ubicábamos.


Enseguida nos regresamos al casco de la hacienda y luego salimos del lugar. En ese camino de regreso el vidente hizo alto en varios puntos donde afirmó haber captado presencias negativas, obscuras.


Precisamente en este lugar, una persona que acompañaba al equipo de grabaciones sufrió un ataque extraño, pues sintió que en el camino le arrojaron algo al cuello, lo que le ocasionó escozor y una incómoda sensación de miedo y agitación.


Llegamos a la entrada de la hacienda y de ahí partimos al Centro de Linares, a donde acudimos a una casa muy antigua, donde igual se hicieron grabaciones.


Fue una buena experiencia, sin duda la repetiría. No tengo miedo a lo desconocido. Mi abuela me decía “Hay que tenerle más miedo a los vivos que a los muertos, porque son los que tienen envidia, ambiciones y maldad”.


Ojalá Dios quiera que los espíritus que aún vagan en este mundo un día tengan la paz anhelada y trasciendan a un plano espiritual que les dé el sosiego que buscan.

Comentarios